viernes, 20 de marzo de 2009

.
todo parecia irse de las manos
todo parecia escaparse
pero si tuviera que ser sincera
ESO nunca estuvo en ningun lado
i esa era la cuestion
una existencia limitada
que de pronto volvia a guardarse en MI caja de carton.

seré inconclusa

2 comentarios:

Inkompleto dijo...

Deberias levantar el ancla

Nel.la dijo...

La existencia es ilimitada, somos nosotros los que nos ponemos límites...

Es extraño lo que escribes: por un lado cosas que se van, por el otro una existencia guardada en una caja de cartón...
Yo pienso que hay que dejar que las cosas fluyan: unas vendrán y otras se irán, y nosotros ir adaptándonos a cada situación... Coger las oportunidades y aceptar cuando algo terminó.
Tal vez ahí se encuentre una de las llaves de la felicidad.

Por otro lado... ¿quién no es inconcluso? Sólo aquellos que ya han fallecido, me imagino, ¿no?

Un abrazo bien fuerte!!!